Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Los Estereotipos del Cómic #3 E-H
8634
post-template-default,single,single-post,postid-8634,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Dibujante freelance

Los Estereotipos del Cómic #3 E-H

  |   Noticias del Cómic   |   No comment

Estereotipo de Cómic “Escudero

Acompañante emblemático del héroe, esta figura procedente de la caballería medieval se ha extrapolado a los tiempos modernos, en los que menudean los protagonistas aventureros con auxiliar juvenil, que han dado pie a curiosas hipótesis. El doctor Frederic Wertham creyó ver, por ejemplo, matices homosexuales en la relación entre Batman y su ayudante Robin.

Batman y su ayudante Robin, de Infantino y Anderson, con sus uniformes emblemáticos.

Batman y su ayudante Robin, de Infantino y Anderson, con sus uniformes emblemáticos.

Spirit y su ayudante Ebony White (1946), obra de Will Eisner.

Spirit y su ayudante Ebony White (1946), obra de Will Eisner.

 

Estereotipo de Cómic “Heridas

Los comics han implantado una forma estereotipada y elocuente para expresar que un personaje ha sido herido, sin necesidad de mostrar efusiones de sangre o detalles desagradables, que podrían chocar al público. La convención adoptada ha consistido en situar un esparadrapo, con dos tiras cruzadas formando un ángulo de noventa grados, en el lugar que se supone ocupa la herida. Tan eficaz ha resultado esta señalización, en los comics caricaturescos tanto como en los de estilo naturalista, que se ha extendido para señalar desperfectos en los objetos, tales como los viejos y erosionados neumáticos de un automóvil.

Señalización emblemática de heridas en Abbie an'Slats (1937), de Rae Van Buren.

Señalización emblemática de heridas en Abbie an’Slats (1937), de Rae Van Buren.

Incluso comics de grafismo naturalista, como Mandrake (1946) de Phil Davis, han utilizado excepcionalmente el estereotipo del esparadrapo para designar una herida.

Incluso comics de grafismo naturalista, como Mandrake (1946) de Phil Davis, han utilizado excepcionalmente el estereotipo del esparadrapo para designar una herida.

 

Estereotipo de Cómic “Héroe

La iconografía del héroe de comics figura entre las más interesantes de su nutrido repertorio de estereotipos. Generalmente es joven, alto, musculoso y bien proporcionado, según los cánones estéticos de la tradición grecolatina. En no pocos casos viste fantasiosos uniformes emblemáticos, como ocurre con muchos héroes de ciencia ficción y con los super-héroes de los comic-books, con su capa al viento. Su tipología ha estado muy relacionada, como era inevitable, con la de los héroes del cine de aventuras. Recordemos que un actor como Larry «Buster» Crabbe ha interpretado en la pantalla a héroes tan populares de los comics como Flash Gordon, Buck Rogers y Tarzan.

Buck Rogers, primer héroe del espacio dibujado por Dick Calkins, se sirvió de numerosos gadgets técnicos para llevar a cabo sus proezas.

Buck Rogers, primer héroe del espacio dibujado por Dick Calkins, se sirvió de numerosos gadgets técnicos para llevar a cabo sus proezas.

 

Estereotipo de Cómic “Heroína

La heroína de los comics es la compañera del héroe, pero es también a menudo el objeto de su protección y defensa. Dale Arden, compañera de Flash Gordon, por ejemplo, es asediada permanentemente por el pérfido emperador Ming. En este y en otros casos la heroína se convierte en una curiosa novia eterna del héroe, al que sigue en todos sus periplos y aventuras. Pero es una compañera asexuada e idealizada, pues hasta los años setenta, no se dice de ella que esté casada con el héroe (lo que resultaría prosaico), ni se habla de proyectos matrimoniales (lo que resultaría pequeñoburgués), ni hay constancia de que se acuesten juntos (lo que resultaría demasiado permisivo).

Dale Arden, compañera de Flash Gordon, acosada por las llamas, en la obra de Alex Raymond (1940), antes de ser salvada por el héroe.

Dale Arden, compañera de Flash Gordon, acosada por las llamas, en la obra de Alex Raymond (1940), antes de ser salvada por el héroe.

 

No Comments

Haz un Comentario