Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | El relleno y las sombras en el cómic
9301
post-template-default,single,single-post,postid-9301,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

El relleno y las sombras en el cómic

El relleno y las sombras en el cómic

  |   Noticias del Cómic   |   No comment

El trazo de la tinta sobre el papel no sirve solamente para dibujar líneas de contorno, más o menos moduladas. El dibujo en tinta china posee otro instrumento expresivo muy poderoso: el relleno. En estas imágenes proporciono algunos ejemplos de relleno diferentes para dar una idea de la iluminación y de la composición material de las superficies.

Igort. Sinfonía en Bombay.

Sustancialmente, los rellenos pertenecen a dos grandes categorías: los sombreados, realizados a través del más o menos denso entrecruzamiento de trazos, generalmente a plumilla, y los tramados, superficies punteadas o regularmente rayadas, más o menos densas, realizadas a veces a mano pero más a menudo o directamente en imprenta o bien con ayuda de superficies móviles.

Sergio Toppi. El coleccionista.

La mancha negra, compacta, puede ser considerada el caso límite del relleno, aun cuando a menudo los autores que hacen amplio uso del negro eviten utilizar también los sombreados y las tramas. Algunos ejemplos se pueden encontrar en estas viñetas. El trazo del relleno, del tipo que sea, se lee de manera diferente del trazo de contorno. Este último puede tener significado incluso solo, dentro de su contexto. Puede representar el contorno de una mano, de un rostro, o de un objeto. Un trazo aislado de relleno, en cambio, no significa nada: es el conjunto de los trazos el que determina el efecto. En la mayoría de los casos, si bien no en todos, reconoceríamos los objetos representados aunque los rellenos estuvieran ausentes. A veces, sin más, el relleno hace la imagen más confusa, más difícil de leer. ¿Cuál es, pues, su función, si la mayor parte de la función individualizadora es realizada por la línea de contorno, es decir, si sobre todo es la línea de contorno la que hace reconocibles a las personas y los objetos?

La respuesta no es difícil y es prácticamente la misma que hemos dado a la pregunta sobre el porqué se usa la línea modulada cuando la línea pura es suficiente para describir los objetos. En el fondo, la línea modulada representa ya un esbozo de relleno, porque a través de sus modulaciones nos da una idea de la iluminación de las superficies y, por tanto, de su consistencia, volumen y demás. El relleno es expresivo: una vez que hemos reconocido los objetos, es decir, una vez que sabemos qué son, nos dice, en efecto, también cómo son. Nos dice si son lustrosos o bastos, luminosos u oscuros, si están cerca o lejos…

Jean-Claude Forest

Pero hay más. El relleno nos permite crear zonas oscuras que hagan resaltar las claras, o viceversa, donde el denso relleno de algunas zonas pone de relieve aquello que se encuentra en las otras. El contraste se convierte en el elemento crucial, el que permite poner el acento sobre algo, descuidando el resto.

Un caso particular de contraste claro-oscuro con fines expresivos es el relleno emotivo del dibujo superior de Alex Raymond. Todos esos rayos negros que rodean el centro de la imagen representan al mismo tiempo la oscuridad circundante y la tensión de la escena, y constituyen por contraste la zona luminosa donde actúan los cuatro personajes. También las sombras oscuras sobre el terreno sirven para aumentar el contraste, como los focos directos en el teatro.
A través del modo en que se extiende el relleno, además, recibimos otras informaciones emotivas. La trama es, en general, más «tranquila» que el sombreado, como se observa en la imagen compulsivamente inmóvil de Igort. En esta imagen se recogen nada menos que cuatro tramas diferentes, sobre el techo, sobre la pared del fondo, sobre el diario y sobre el rostro; a éstas se añade el negro compacto del vano de la puerta. Se trata de simples variaciones luminosas, planas y neutras si se toman una a una, pero que definen un espacio de plenitudes y de vacíos, de cercanía y de lejanía, consideradas en sus relaciones recíprocas.

Si hacemos una comparación con las situaciones descritas, situaciones igualmente inmóviles, observamos un efecto bien diferente. El sombreado nervioso, intrincado, irregular que da Toppi al traje del personaje hace el conjunto igualmente tenso y nervioso; mientras que Forest logra hacer oscura y tormentosa una habitación con la ventana abierta de par en par a la luz del día. También nos puede presentar tanto el sombreado como la trama; y así el fondo, la parte narrativamente más neutra, las montañas lejanas, se puede llevar a cabo con trama, mientras que los personajes y objetos cercanos, protagonistas de la situación, se delinean con un sombreado denso, en algunas zonas casi negro. El contraste es realizado a través de diferentes rellenos. Las variaciones luminosas son variaciones emotivas y narrativas.

 

 

No Comments

Haz un Comentario