Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Guía para dibujar ojos
8944
post-template-default,single,single-post,postid-8944,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Dibujar Ojos

Ojo visto desde arriba dibujado a lápiz. Dibujo realista.

Guía para dibujar ojos

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

El ojo es una de las partes del rostro humano más complejas. En esta guía completa te enseño cómo dibujar ojos realistas  a lápiz desde diferentes puntos de vista: de frente, de perfil, medio perfil y desde arriba.

Dibujar el ojo visto de frente

Paso 1: Se encaja el ojo con trazos esquemáticos, pero marcando la forma de los párpados, la ceja, el ángulo interno de la cuenca, y el iris. Nótese que de los contornos de los bordes interiores de los párpados, el superior sigue una larga línea ligeramente curvada que desciende luego bruscamente hacia el ángulo interior del ojo, y que la del inferior, también larga y ligeramente curvada en la parte interior, sube después en el borde externo del ojo.

 

Paso 2: Ejerciendo mayor presión sobre la punta del lápiz, se repasan los trazos del esbozo, y al mismo tiempo se definen las formas de los párpados. El superior debe cortar tangencialmente el iris; el inferior lo toca, pero no llega a ocultarlo. El ojo empieza a cobrar forma expresiva.

Paso 3.°: Aquí se empieza a estructurar el sombreado con trazos firmes, desenvueltos y aplicados paralelamente a fin de insinuar la gradación de luz y sombra, tal como vemos, por ejemplo, en la tonalidad del iris y en el sombreado del lado interno de la cuenca del ojo. A continuación, se sombrea el iris, se dibuja la pupila y se acentúa la sombra que el párpado superior proyecta sobre el iris y la esclerótica, así como también el sombreado de los ángulos de los párpados y de la parte baja del inferior.

Paso 4: Por fin, se acentúan los contrastes y se añaden los detalles finales. Para ello, se oscurecen las líneas de sombra de los bordes de los párpados, la sombra que proyecta el superior sobre el globo ocular, el iris y la pupila. El punto de luz de ésta se consigue con la goma moldeable en forma puntiaguda. Con trazos paralelos se completa el sombreado de la cuenca del ojo próxima a la nariz, así como la forma de la ceja mediante trazos enérgicos y desenvueltos. Por último, se repasan los contornos del párpado superior y el lacrimal, con la punta afilada del lápiz.

Dibujar el ojo de medio perfil

 

Paso 1: En esta posición del ojo, el dibujo se modifica. Si el modelo mira algo situado a su derecha, el iris se desplaza hacia el mismo lado, como es lógico. También aquí se empieza el esbozo con trazos rápidos y desenvueltos. A continuación, se perfilan los contornos principales de los párpados, el iris y la ceja, y se insinúa el borde interno de la cuenca del ojo. Obsérvese la línea recta horizontal que cruza el globo ocular; se trata de la línea auxiliar trazada sobre la cabeza ovoide, que sirvió de guía para el emplazamiento correcto de ambos ojos.

Paso 2: Se repasan las líneas del esbozo, procurando definir las curvas de los párpados y la forma del iris y la de la pupila. En esta posición, el ojo no es tan ancho como en la de frente, pero las líneas que configuran los párpados son, prácticamente, las mismas. Así, a partir del ángulo exterior del ojo, la línea del párpado superior describe una curva larga y casi recta que desciende luego abruptamente hacia el ángulo interno. La del inferior, por el contrario, presenta la curva larga y poco pronunciada junto al ángulo interno y la desviación brusca junto al externo.

Paso 3: Con la punta del lápiz ladeada se empieza a insinuar el sombreado mediante trazos paralelos; no es conveniente hacerlo con la punta del lápiz. Obsérvese que estos trazos paralelos y curvos, siguen la forma curva de la cuenca del ojo, así como también la de los bordes de los párpados y la sombra proyectada por el superior en el globo ocular. Se oscurece también la pupila y se aplican trazos cruzados a la ceja, cuya estructura y sombreado se realizan definitivamente en el Paso que sigue.

Paso 4: Por fin se completa la tonalidad de la pupila, el iris y los bordes en sombra de los párpados. Luego, se acentúa el sombreado de la cavidad orbitaria con trazos paralelos aplicados con la mina ladeada. Junto al ángulo interno del globo, se aplica una media tinta. La forma de la ceja y. de las pestañas se da por terminada mediante pocos trazos. El punto de luz en la pupila, como siempre, se consigue con la goma de borrar moldeable. Es obvia la diferencia formal entre este ojo femenino, de contornos suaves y redondeados, y el masculino, más anguloso, anterior.

Dibujar el ojo de perfil

Paso 1: El globo ocular es una forma esférica encajada en la cavidad orbitaria. Por ello, conviene empezar el esbozo por una esfera completa, como lo hace aquí el dibujante, trazando luego los párpados, como si fueran dos bandas que abrazan la esfera, y el iris en la parte anterior de la misma. La ceja se curva siguiendo también el mismo contorno. Imaginando el ojo de este modo, el dibujo adquiere mayor relieve.

Paso 2: Aquí, con la punta del lápiz se repasan los contornos de los párpados y en el iris se dibuja la forma de la pupila, así como la del párpado inferior, para dar profundidad al borde del mismo. Nótese que se ha borrado ya gran parte de la esfera inicial, pero aun así, los párpados dan la impresión de que rodean el globo ocular. A continuación, se acentúan los trazos, siguiendo la curva de la ceja. Obsérvese que el párpado superior tiene una trayectoria más recta y larga que el inferior.

 

Paso 3: Con la mina ladeada y trazos paralelos aplicados con suavidad, se acentúa la forma y textura de la ceja y se estructura el sombreado en la parte inferior de la misma junto a la curva de la nariz. Luego se resaltan los bordes curvos de los párpados y, con mayor intensidad, la parte de la cuenca del ojo situada inmediatamente por encima del párpado superior. Este proyecta una franja de sombra sobre el iris y la esclerótica. Después se oscurecen el iris y la pupila.


Paso 4: Con la mina ladeada se aplican los toques finales con trazos paralelos anchos, a fin de acentuar el sombreado en la cavidad orbitaria, y en los bordes de los párpados, cuyas pestañas se sugieren con pocos trazos. Se ennegrecen después el iris y la pupila, y el punto de luz en ésta se aplica con la goma moldeable. Obsérvese cómo contribuye a dar volumen al globo ocular el leve agrisado de la esclerótica junto al párpado inferior. La ceja se retoca con trazos curvos y rítmicos.

Dibujar el ojo desde arriba

Paso 1: Al agachar el modelo la cabeza, como en este caso, el ojo, naturalmente, cambia de forma, en el sentido de que se hace más visible el párpado superior y menos el inferior. Disminuyen, también, las porciones del iris y de la esclerótica, dado que el párpado superior parece estar más cerrado. El esbozo debe definir las curvas de ambos párpados (envolviendo el globo ocular), el ángulo interno de la cavidad orbitaria y la forma característica de la ceja.


Paso 2: Sobre las líneas del esbozo, se define la forma del ojo, el cual, en esta posición, vemos que aumenta la dimensión del párpado superior y disminuye la del globo, en comparación con la posición frontal. A continuación, se dibuja el iris, la pupila, y se define la forma del lacrimal. Luego se insinúan los bordes de la cavidad orbitaria mediante trazos curvos. Obsérvese la superposición del párpado superior sobre el inferior en el lado externo del ojo.


Paso 3: Se estructura ahora el sombreado con trazos aplicados con suavidad en los párpados y los bordes redondeados de la cuenca del ojo (sombras bajo la ceja y junto a la nariz). Se oscurece después el iris con trazos paralelos, y se ennegrece la pupila ejerciendo mayor presión sobre el lápiz. Con líneas horizontales, se da forma a la sombra que proyecta el párpado superior sobre el globo ocular. En el ángulo interno que forman los párpados, se aplica también un sombreado más intenso. Finalmente, unos trazos rítmicos, curvos y alargados esbozan la ceja.

Ojo visto desde arriba dibujado a lápiz. Dibujo realista.
Paso 4: Para el acabado, se acentúa el sombreado en el contorno del ojo mediante trazos gruesos aplicados con la mina ladeada, empezando por la sombra que forma el borde de la cuenca del ojo sobre el párpado superior y la situada bajo el párpado inferior. Después se oscurecen el iris y la pupila y la sombra proyectada por el párpado superior, y se aplica el tenue agrisado en la esclerótica. Nótese que gran parte del globo ocular queda en la sombra, por estar el ojo dirigido hacia abajo y no incidir la luz sobre él. Por fin, se añaden algunos toques de luz con la goma moldeable, se retocan las cejas y se dibujan las pestañas.

 

No Comments

Haz un Comentario