Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Eadweard Muybridge, un referente para ilustradores.
4580
post-template-default,single,single-post,postid-4580,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Eadweard Muybridge, un referente para ilustradores.

Eadweard Muybridge, un referente para ilustradores.

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

Anteriormente al cine, no existía documentación referente al movimiento de los animales o los caballos, por lo que los artistas tenían que documentarse con modelos estáticos que simulaban el movimiento, pero no era real, y a menudo erróneo, ya que el ojo humano es incapaz de percibir el movimiento rápido. Sin embargo, Eadweard Muybridge desarrolló un trabajo de documentación fotográfica sobre el movimiento, tanto de los animales como de las personas, y ha sido un referente para artistas posteriores a su obra, tanto escultores, pintores e ilustradores.

Su trabajo consistió en colocar numerosas cámaras fotográficas sincronizadas y, al pasar por ejemplo un caballo trotando, se iban disparando con lo que formaban fotogramas del movimiento.

 

A finales de 1881, Jean Meissonier, un popular artista francés, reunió en su casa de París a un grupo de compañeros artistas para mostrarles una exposición de su obra, rara vez lo hacía. Entre los invitados se encontraban artistas tan célebres como Gerome, Léon Bonnat, Detaille, Deneuville, Jules Goupil, Jalabert, Cabonel, Ridway Kinght, Steinheil, y otros. También estuvieron presentes los miembros de otras profesiones, incluyendo el escritor y dramaturgo conocido, Alejandro Dumas.

 

Las pequeñas pinturas que representan la vida de Meissonier en la época napoleónica y de la época contemporánea al artista se destacan por su delineación y exactitud en la reproducción de los detalles. Algunas de estas pinturas representan un amplio estudio del problema de representar correctamente los animales en movimiento _ un problema que pareció preocupar a Meissonier durante años.

 

Eadweard MuybridgeEl año antes de la reunión en la casa de Meissonier. Leland Stanford de California, durante una visita a París, había mostrado Meissonier fotografías de caballos en las medidas adoptadas por Eadweard Muybridge. Así, cuando el propio fotógrafo de California llegó a París, se encontró con que Meissonier había dispuesto un grupo de celebridades para reunirse con él y ver el trabajo. Muybridge en ese tiempo  mejoró su equipo suficientemente como para permitir la proyección de transparencias hechas de sus fotografías de animales en movimiento. Las imágenes proyectadas produjeron en su público una ilusión , “como si el animal fuera real y se moviera.”

 

No cabe duda de que la exposición de Muybridge produjo una tremenda impresión en su público, y “un magnífico entretenimiento” que de repente se convirtió en un tema principal de conversación entre los muchos parisinos. Muybridge demostró no sólo sus fotografías de los caballos en movimiento, sino también “las actitudes de los hombres en el arte de la lucha libre, correr, saltar, y otros ejercicios.” “Estos, aunque pocos en número”, indica el informe, “estuvieron representados de un modo más admirable, y el aplauso más caluroso vino de aquellos cuyas obras más importantes se realizan sobre el lienzo o en el mármol con la figura humana.”

 

 

No Comments

Haz un Comentario