Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Dibujar los huesos del tronco humano
9321
post-template-default,single,single-post,postid-9321,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Dibujar los huesos del tronco humano

Dibujar los huesos del tronco humano

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

Para dibujar los huesos del tronco humano hay que conocerlos bien. Como todo ilustrador o dibujante, es fundamental documentarse sobre el tema que se va a dibujar.

Los huesos del tronco son los que integran la caja torácica, unidos firmemente a la columna vertebral, que se halla situada en el eje central. A este conjunto unitario se le añade la cintura torácica formada por la clavícula y la escápula, y la cintura pelviana o pelvis.

La columna vertebral está formada por 33 vértebras. Las primeras 24 son huesos individuales capaces de movimiento gracias a que entre cada una de ellas hay una almohadilla o disco articular. Las cinco vértebras siguientes se hallan soldadas en el adulto en un hueso compuesto al que se denomina sacro. Las cuatro últimas se unen en la edad media de la vida y reciben el nombre de cóccix. La primera vértebra posee una articulación entre ella y el cráneo, mientras que entre la vigésimocuarta y el sacro se interpone un disco.
La caja torácica está formada por dos pares de costillas, cada uno de los cuales posee articulaciones con una o dos vértebras. Los diez pares superiores se unen a la parte anterior del esternón por medio de un cartílago flexible (ternilla). Esta disposición permite la elevación del esternón y la expansión del tórax durante la respiración. Los dos pares inferiores de costillas no se unen al esternón, y se denominan costillas flotantes (aunque están sostenidas con firmeza en su posición por músculos).

La cintura torácica la componen la clavícula, que se une por su extremo interno al esternón para formar la articulación esternoclavicular, y la escápula, que lo hace al extremo externo de la clavícula, dando lugar a la articulación acromioclavicular. La función principal de la clavícula es empujar la escápula hacia atrás. La escápula tiene una gran libertad de movimientos y puede dirigirse hacia arriba y abajo y rotar alrededor de la caja torácica, pero está controlada por la clavícula y ligamentos.

La pelvis está formada por los dos huesos ilíacos, que se articulan con la columna vertebral en la articulación sacro-ilíaca. Por delante se unen en el plano medio para formar una articulación denominada sínfisis púbica.

Este post forma parte de una guía de anatomía que puedes consultar en el link.

 

No Comments

Haz un Comentario