Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Dibujar la columna vertebral y las vértebras
9358
post-template-default,single,single-post,postid-9358,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Dibujar la columna vertebral y las vértebras

Dibujar la columna vertebral y las vértebras

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

En este post continúo con la guía para dibujar la anatomía para ilustradores profesionales. En el anterior expliqué cómo dibujar la clavícula, y en este explico cómo dibujar la columna vertebral.

La COLUMNA VERTEBRAL es el eje central de la parte posterior del tronco; en el adulto está formada por 24 vértebras independientes, 5 unidas en un hueso denominado sacro y de 3 a 5 huesos coccígeos que forman una cola rudimentaria. La columna se considera integrada por 5 regiones: 7 vértebras cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, el sacro y el cóccix.

Exceptuando las dos primeras vértebras cervicales, todas las independientes poseen entre ellas unas almohadillas de una sustancia fibrogelatinosa denominada núcleo pulposo, que está rodeada por una cápsula fibrosa que une 2 vértebras. Estas cápsulas se denominan discos articulares ysu función es absorber los golpes y permitir que se produzca movimiento entre ellos. Las fibras de la cápsula se hallan dispuestas en capas de fibras diagonales que van en direcciones contrarias para facilitar la movilidad de la articulación. Todas las vértebras soportan peso, por lo que su tamaño va en aumento hasta la quinta vértebra lumbar. A este nivel, el peso se transfiere al sacro y luego hacia afuera, a los huesos coxales, que lo traspasan a los huesos de las piernas si estamos de pie o a las dos tuberosidades isquiáticas si nos encontramos sentados. Los discos son relativamente mayores en la regiones cervical y lumbar, de forma que la columna posee una mayor movilidad en estas regiones (cuello y cintura).

Las vértebras de las diversas regiones difieren entre sí, y cada una de ellas es algo distinta de las demás, pero con un patrón común. La parte que soporta el peso recibe el nombre de cuerpo y consta de un pequeño bloque cilíndrico de hueso de unos 25 mm de altura y de anchura algo mayor. Está recubierto de cartílago en sus superficies superior e inferior, que son los lugares por los que se articula. De la parte posterior de este cilindro sólido se proyecta un arco óseo en torno a un orificio por el que discurre la medula espinal al abrigo de agresiones externas. Cuando las vértebras se colocan una encima de otra, los agujeros forman un conducto continuo desde el cráneo, de forma que la medula espinal se halla protegida desde el momento en que abandona el cerebro y el cráneo. De cada lado de este arco surge una apófisis transversa, y de la parte posterior una apófisis espinosa. Su función es la de actuar como palancas de las inserciones musculares, permitiendo así que se doble la columna. Cada vértebra posee cuatro apófisis articulares que facilitan su unión con las situadas inmediatamente encima y debajo. Su fin principal es restringir el movimiento e impedir que una vértebra pueda deslizarse hacia adelante sobre la siguiente. Están colocadas de manera tal que resulta posible el movimiento de rotación, que en la región dorsal es el que se produce con más frecuencia entre las diferentes vértebras.

LAS CURVAS DE LA COLUMNA VERTEBRAL

La columna vertebral posee cuatro curvas que proporcionan al cuerpo un ritmo básico. La curva cervical está formada por las siete vértebras cervicales
y sus discos. Su desarrollo se inicia en una etapa tardía de la vida uterina, y se vuelve más convexa hacia adelante cuando el niño empieza a sujetar la
cabeza y, más tarde, cuando se sienta en posición erecta. La curva dorsal es cóncava hacia adelante
y es el resultado de las doce vértebras torácicas o dorsales y sus discos. Ya está presente en el nacimiento.
La curva lumbar es convexa hacia adelante y aparece cuando el niño empieza a caminar, hacia los 18 meses. Se vuelve más prominente en la mujer que en el hombre. Este hecho, unido a la inclinación hacia adelante de la pelvis femenina, crea un mayor relieve
hacia atrás de las nalgas. La curva pélvica, cóncava hacia adelante, está formada por las cinco vértebras sacras y el cóccix y se halla ya presente antes
del nacimiento, aunque no unida como en el adulto.

Los huesos del tronco

Existen movimientos de rotación o giro, así como de curvatura y combinaciones de ambos. Se muestran los movimientos de la columna vertebral en curvatura y en rotación. También pueden verse las posiciones de los fémures, que junto con la cintura pélvica constituyen la articulación de la cadera, y del húmero, que forma la articulación del hombro en unión de la cintura torácica. Los fémures crean la anchura transversal máxima a la altura de las caderas, y el húmero se proyecta más allá del acromion.

No Comments

Haz un Comentario