Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Imperial Boy (Teikoku Shonen), Ilustrador Futurista
3649
post-template-default,single,single-post,postid-3649,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Imperial Boy

Imperial Boy (Teikoku Shonen), Ilustrador Futurista

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

Teikoku Shonen, también conocido como Imperial Boy, es un ilustrador japonés especializado en la ilustración de ciudades futuristas. Algunas palabras que podrían definir su obra es postmodernidad, colonialismo, arquitectura, futurismo y chatarra. Lo maravilloso de su obra a mi parecer son la cantidad de detalles y el uso de la iluminación. Es un gran ilustrador de ciudades futuristas, aunque dibujando personajes no es tan hábil y pierde calidad. Pero voy a centrarme en lo que sabe hacer muy bien, que es lo importante.

 

Crea otro mundo de rebosantes multitudes y de comercio a pequeña escala. Lo que sugieren sus ilustraciones es una forma de economía colonial, e impone la forma insegura en la parte superior de una economía local, más vieja y energética, de la mano de modernización del Estado desarrollista. Al igual que en lo que los economistas llama “economía de dos niveles” de Japón, dos capas de la actividad económica parecen coexistir sin integración. Esta economía colonial también es lo que produce la mezcla de tecno-oriental de la alta tecnología y la “tradición”, que por lo tanto no es del todo una construcción ficticia, sino el reflejo de una cierta vía de la modernización dirigida por el Estado. Uso la palabra “colonial” para describir esta economía con el fin de subrayar las similitudes entre Japón y otros países no occidentales. La mezcla tecno-oriental de la alta tecnología y la premodernidad puede ser tan fácil de encontrar en El Cairo o en Abiyán. La brecha entre los intelectuales y las “masas” – un tema destacado en los debates en Japón durante las primeras décadas de la posguerra y una preocupación central de intelectuales como Yoshimoto Takaaki. Este es un espacio que encontramos en muchos países en desarrollo, en el que los esfuerzos de los intelectuales se conectan a las masas a menudo limitados, tanto por la indiferencia de éste y por la alergia de los gobiernos autoritarios a una ciudadanía políticamente activa. Situaciones que son “colonial” en este sentido amplio son conductores de un cierto tipo de apariencia postmoderna: en países como este, la iluminación aparace siempre precaria, casi engullida por la indiferencia de las cosas e insignificante en relación con el complejo funcionamiento del conjunto.

 

Imperial Boy 3

 

 

Expresa el desarrollo tecnológico y económico sin la participación popular para las masas que serán probablemente los grandes productores de la posmodernidad. Sin embargo, a pesar de que la ciudad sea el producto de una modernización desigual impuesto desde arriba, la ciudad apenas puede decirse que tiene una sensación inhumana. Difícilmente puede ser descrito como una “segunda naturaleza” maquinal y materializada en el que los habitantes son poco más que las ruedas dentadas.

 

Imperial Boy 1Aunque inmensas energías se han vertido en erigir las torres, los puentes, carreteras y edificios, uno se siente como si todo formaba parte del pasado, como si todas estas inmensas estructuras han estado allí desde tiempos muy antiguos – tal vez como rocas , montañas u otras formaciones geológicas – y que no hay cambios. Los cambios que ocurren – la proliferación de hábitat humano, pequeñas tiendas y pasillos a lo largo de los contornos de estas estructuras – son de otra y más pequeña orden, similar al crecimiento de la vegetación en la parte superior de las pendientes, rocas o árboles caídos gigantescas . Con este desorden y la proliferación, uno se siente que no es posible que se haya previsto ni impuesto desde arriba. Una parte de la naturaleza de estas ciudades es la gran abundancia de naturaleza real orgánica en ellos: la vegetación, el agua, el aire limpio. “Sus ciudades son tan brillantes y limpias, que son casi una imaginación de lo que las ciudades tecnológicamente avanzadas serían sin contaminación … madera, plantas, árboles y zonas verdes están presentes en todas las ciudades, y también tiene una obsesión con las vías fluviales la sustitución de las carreteras como conductos “.

 

He aquí su página de Facebook.

No Comments

Haz un Comentario