Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Ian Miller, Ilustrador de la Pesadilla
3427
post-template-default,single,single-post,postid-3427,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Ilustrador de la Pesadilla

La Muerte en la Fábrica de Caballitos, ilustración de Ian Miller

Ian Miller, Ilustrador de la Pesadilla

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

La obra de Ian Miller se caracteriza por su delicadeza de línea y sus intrincados detalles, aunque los temas y las técnicas suelen variar mucho. Experto por igual en la maquinaria complicada y en las criaturas vivas de diversas especies, sus ilustraciones varían desde bocetos de figuras a lápiz y a carboncillo hasta dibujos muy complicados a pluma de extraños artefactos, árboles retorcidos o insectos. En muchas de sus ilustraciones hay una sensación de pesadilla: una serpiente levantando su cabeza en forma de cuña, un titiritero rodeado de muñecos de aspecto diabólico, cabezas cortadas en lo alto de postes, etc. Lo que nunca falta es un elemento grotesco.

 

La madre de Ian Miller era una modista teatral, que trabajó para uno de los principales nombres de la industria cinematográfica. Esta conexión le introdujo muy pronto en el fantasmagórico mundo del cine, del que nunca intentó escapar.

 

Ian Miller nació en 1946 y asistió en Londres a la Saint Martin´s School of Art de 1967 a 1970, terminando un curso de escultura antes de pasarse a la pintura.  Desarrolló un estilo apretado de plumilla, que surgió como consecuencia de su interés por el grabado. Durante este periodo trabajó sobre todo el blanco y negro.

 

Al salir de Saint Martin´s se encerró durante tres meses en el garaje de sus padres, sin salir para nada y dedicando todo su tiempo a dibujar con un rapidograph.

 

Sus primeros trabajos fueron ilustraciones para revistas y portadas de libros. Más tarde produjo su primer libro, Green Dog Trumpet, que apareció sin el texto que tenía que acompañarlo, pero que aún así tenía un fuerte contenido narrativo. De hecho, los dibujos típicos de Ian Miller se caracterizan porque parecen instantáneas de alguna acción dramática continuada, momentos concretos de una historia.

 

En los últimos años, Ian Miller tendió a especializarse en ilustraciones a pluma y lápiz, generalmente con un colorido limitado. Algunas de sus ilustraciones son muy pequeñas (del tamaño de un sello de correos), y sin embargo están repletas de detalles.

 

 

No Comments

Haz un Comentario