Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Eduard Gorey, Ilustrador de lo Macabro.
552
post-template-default,single,single-post,postid-552,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Eduard Gorey, Ilustrador de lo Macabro.

Eduard Gorey, Ilustrador de lo Macabro.

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

Este mes hace 15 años que perdimos a Eduard Gorey, ilustrador y escritor estadounidense.

Su inspiración artística inicial fue más probable de su abuela que de su madre, Helen St. John Garvey, quien ilustraba tarjetas de felicitación. Esto explicaría su afición por contar una historia en una sola imagen.

 

Su obra macabra fue sobre todo juguetona, con sus aires ominosos, enmarcados en las épocas victoriana y eduardina, que tuvieron un seguimiento de culto y fueron una gran fuente de inspiración para Tim Burton. Gorey llegó a ser bien conocido a través de su introducción a la serie de la PBS Mystery! en 1980 y sus diseños para la producción de Broadway de Drácula en 1977, para la cual ganó el Tony Award al Mejor Diseño de Vestuario y fue también nominado para el Mejor Diseño Escénico. Además escribió e ilustró 100 libros y escribió críticas de cine para el semanal Soho.

 

Gorey fue un gran adicto a la cultura pop, amante de series como Buffy the Vampire Slayer, como de X-Files.

 

Eduard GoreyA pesar de sus libros para niños oscuros como los Gashlycrumb Tinies, Gorey no tenía ningún amor real o afinidad por los niños. A este respecto, Gorey decía: “Cuando tenía doce años leí un libro llamado ‘A High Wind in Jamaica‘ de Richard Hughes (adaptada al cine en 1956 como ‘Viento en las velas’, con los actores James Coburn y Anthony Quinn). En el, unos amables piratas rescatan a unos niños de un huracán. Pero al final, esos niños son los responsables de llevar a la horca a los piratas. Eso acabó con el mito de la inocencia de los niños para mí.”

 

El humor negro se mezcla en el legado de Edward Goreycon sus dos grandes devociones, los felinos y el ballet. El ilustrador era un incondicional de los gatos, mascotas que le inquietaban y atraían su atención hasta tal punto que el estadounidense intento no pocas veces capturar sus astutos movimientos en dus dibujos, reflejados en obras comoDancing Cats and Neglected Murderesses, en la que los bocetos de estos animales se confunden con siluetas femeninas. Edward Gorey llegó incluso a ceder en su testamento la gestión de su obra a una fundación dedicada a la defensa de los perros y los gatos.

Edward Gorey, más allá de mascotas, espectáculos de ballet y niños desgraciados, llegó incluso a probar suerte en el terreno del erotismo. Y lo hizo, como todo lo demás en su vida, a su manera. Sus dibujos ilustraron The Curious Sofa, un trabajo que reúne un conjunto de escenas, en las que Edward Gorey huye del sexo explícito, llamando la atención hacia las páginas del libro a través de pequeños y repensados detalles, que insinúan más que decir, que dejan todo el trabajo a la imaginación, haciendo lo que mejor sabe hacer Edward Gorey, jugar con la deducción y la inteligencia del lector.

No Comments

Haz un Comentario