Ilustradora Madrid Dibujante Freelance | Estefanía Córdoba | Cómo Dibujar la Cabeza Humana
4980
post-template-default,single,single-post,postid-4980,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Dibujar la Cabeza Humana

Cómo Dibujar la Cabeza Humana

  |   Noticias para Ilustradores   |   No comment

El cráneo proporciona las formas básicas de la cabeza y aporta numerosas referencias superficiales que pueden servirnos de guía para dibujarlo. Entre los huesos del cráneo se aloja el cerebro. Son placas curvadas y finas con centros de osificación separados en el embrión, y que en última instancia se convierten en un hueso duro cerrado de forma rígida en el adulto para formar la bóveda, que está casi completamente cerrada.

 

Dibujar la cabeza humanaAl cráneo se debe gran parte de la forma de la cabeza, hecho este que ha de tenerse muy en cuenta al valorar las proporciones de la misma, considerada como un conjunto. El grado de inclinación de la frente depende del hueso frontal, y su plano cambia desde la parte anterior a los lados de la cabeza y hasta la parte alta del cráneo. Estos cambios de plano pueden apreciarse con las puntas de los dedos y, si una fuente de luz incide directamente sobre uno de los planos, el resto quedará en penumbra.

 

Los ojos están alojados en dos conos óseos llamados cavidades orbitarias, que se sitúan en el plano frontal de la cara. Los bordes de estos conos pueden palparse fácilmente. Forman un relieve visible bajo la ceja y una cámara bien definida bajo el área de tejido blando de la región del párpado inferior.

 

La nariz la forman en parte hueso y en parte cartílagos flexibles, cuya presencia permite la expansión de las fosas nasales. En el punto en el que se unen los huesos nasales con los cartílagos, inmediatamente por debajo del caballete de la nariz, existe a menudo un cambio de plano o comba. Los huesos pueden tener también una separación mayor en este lugar.

 

El maxilar inferior es la única articulación movible de la cabeza. Está situado delante de la oreja, donde la apófisis redondeada, la cabeza del maxilar inferior, se acopla a una cavidad del cráneo. Inmediatamente detrás de esta articulación existe un agujero, llamado  meato auditivo externo, que es un conducto que lleva al oído medio e interno. En derredor de él se halla estructurado el oído externo. Detrás de la oreja hay una excrecencia ósea llamada apófisis mastoides, en la que se inserta el gran músculo esternocleidomastoideo del cuello.

No Comments

Haz un Comentario